25
octubre

Camila Heimpel

Tengo un bulldog inglés de 4 años y lo alimentaba únicamente con un pienso comercial para esta raza de una marca famosa. Es una raza muy delicada y siempre estuvimos acostumbrados a verlo con constantes infecciones en los oídos y las patas, también tenía alergias en la piel (seca y escamosa). Además de tener que controlar las cantidades para que no tuviera sobrepeso.

Habíamos probado una serie de medicamentos y champús, pero todos los tratamientos eran muy puntuales y cuando terminaba el periodo de de medicación con cortisona, todo volvía a lo que era antes. Estábamos hartos ya de tanta medicación y corticoides, así que empezamos a tratarlo con alimentación natural.

Primeramente con la dieta natural de exclusión y poco a poco cambiamos a la dieta natural cruda biológicamente apropiada (BARF/ACBA). Todo esto bien asesorados con la Dra Mayra quien tiene pleno conocimiento sobre este asunto. Al preparar la comida de mi perro en casa, tengo un control total de lo que hay en la comida y de dónde provienen los ingredientes. En muy poco tiempo su pelo ha empezado a brillar, el peso está perfecto y tiene un montón de energia.