25
octubre

Camila Heimpel

Tengo un bulldog inglés de 4 años y lo alimentaba únicamente con un pienso comercial para esta raza de una marca famosa. Es una raza muy delicada y siempre estuvimos acostumbrados a verlo con constantes infecciones en los oídos y las patas, también tenía alergias en la piel (seca y escamosa). Además de tener que controlar las cantidades para que no tuviera sobrepeso.

Habíamos probado una serie de medicamentos y champús, pero todos los tratamientos eran muy puntuales y cuando terminaba el periodo de de medicación con cortisona, todo volvía a lo que era antes. Estábamos hartos ya de tanta medicación y corticoides, así que empezamos a tratarlo con alimentación natural.

Primeramente con la dieta natural de exclusión y poco a poco cambiamos a la dieta natural cruda biológicamente apropiada (BARF/ACBA). Todo esto bien asesorados con la Dra Mayra quien tiene pleno conocimiento sobre este asunto. Al preparar la comida de mi perro en casa, tengo un control total de lo que hay en la comida y de dónde provienen los ingredientes. En muy poco tiempo su pelo ha empezado a brillar, el peso está perfecto y tiene un montón de energia.

25
octubre

Mònica Ricol

“A partir de los cinco meses Kingo empezó a tener pelada la pata trasera y le aparecía un eczema abultado. Tras haber ido a tres veterinarios diferentes, lo único que conseguíamos es que le inyectaran corticoides y que al poco tiempo volviera a tenerlo, con todo el estrés que suponía ponerle la campana tan pequeño y las inyecciones y tratamientos que no surtían efecto pues al poco tiempo volvía a aparecerle. Cada vez la lesión era mayor, pues él también se lamía y la empeoraba.

Desesperados por la situación, contactamos con la Dra Mayra que vino a verle y nos planteo que podía ser una alergia a la alimentación. El tratamiento fue hacer una dieta exclusiva, dándole carne cruda y un tipo de pienso que es pura proteína. A los tres días fue increíble ver como tanto el cuerpo de Kingo como de mi otra gata, Suri, se deshincharon, esa fue la primera señal de que algo se modificaba para bien. También nos receto una infusión de hierbas diaria para ayudar a desintoxicar. Transcurridos los 15 días, tal y como Mayra había pronosticado y ante mi escepticismo, el bulto de la pata desapareció y nunca más le ha vuelto a salir. Estaban atiborrando a mi gato ya desde bebé a corticoides, que cada vez lo hinchaban más y seguramente estaban perjudicándole sus riñones.

Afortunadamente dimos con Mayra que supo encontrar el origen del problema, Kingo está fuerte y feliz!!!

 

18
julio

Marta Sala

“Mi experiencia con la  asistencia veterinaria a domicilio por Mayra fue muy gratificante. Ca estuvo tranquilo con ella y lo pudo explorar tranquilamente. Estuvimos hablando de como mejorar su deficiente salud y su calidad de vida: plantas medicinales que ayudaran a su tratamiento farmacologico, la importancia de una dieta adecuada y sin carencias…y al final de su vida,  nos ayudó a el y a mi en el aspecto emocional donde tan solos nos encontramos los propietarios de los animales y nos preparó para su partida. Su profesionalidad y su manera de hacer nos transmitió confianza. Creo que conectó con Ca ,un  perrillo de 14 años, de forma maravillosa, con un lenguaje corporal y unas palabras que recomiendo. Una forma de ejercer la profesión veterinaria novedosa y necesaria”.

18
julio

Margot Alvarez

“Estoy muy contenta de haber descubierto la consulta a domicilio de Mayra. A mis gatos les generaba mucho estrés salir de casa, era una tortura todo el proceso de meterlos en el transportín y llevarlos a un sitio desconocido. Otra ventaja es el ahorro de tiempo del traslado, preparativos, etc. Pero, lo fundamental para mí es el trato de Mayra, dulce y respetuoso con los animales, además de sus conocimientos holísticos de una medicina menos agresiva y más natural para proteger a los mininos. Siempre está dispuesta a ayudar, a aconsejar y a hacer un seguimiento constante, un trato tan cercano que es muy difícil de encontrar. Por todo ello estoy ¡muy agradecida!”